Llevándolo a los límites. Un viaje por África.

Si pudiera hablar, habría gruñido suavemente, bajo un peso aplastante que, siguiendo su propósito, lleva sin problemas. El hogar de las endorfinas en Niedereschach, que acelera los corazones de los motociclistas, ha dotado al chasis de mi F 800 GS del soporte más potente y disponible, una innovación de Touratech, especialmente diseñada para las motos sometidas a una gran carga en los viajes de larga distancia. La Suspensión Touratech Nivel 2/ Explora HP.

La próxima etapa de nuestro viaje del proyecto «Tierra de NOmads» nos conduce al hábitat Masai, que se extiende al norte del Kilimanjaro, a lo largo de la frontera entre Kenia y Tanzania. Ignorando todas las advertencias de que sería imposible traer una moto tan cargada por esta zona, nos pusimos en marcha, haciendo posible lo imposible con nuestra BMW.

Sólo los casi invisibles badenes, que reducen temporalmente la velocidad de todos los vehículos, pueden reducir la velocidad de los 500 kilogramos de motocicleta hacia el Cabo Blanco, como también se llama la montaña más alta de África. Los badenes, sin previo aviso se abultan de forma inesperada frente a las aldeas o incluso en lugares donde hay chozas discretas en el árido paisaje, por lo que cualquiera que las pase por alto puede considerarse afortunado si él y su vehículo han quedado intactos.

En Kadjado, cerca de la frontera con Tanzania, giramos hacia el este por los «caminos no recomendados», caminos que conducen al Parque Nacional Amboseli. La rueda trasera es la más resistente montada por resorte, con una precarga 50% más dura que los amortiguadores convencionales, por lo que saca la arena del hierro corrugado profundo. La suspensión Touratech reacciona a estos irritantes choques continuos, así como a las traicioneras rocas cuyas puntas sobresalen como icebergs, con una frecuencia de amortiguación rápida como el rayo, de modo que la suspensión permanece estable a pesar de la poderosa masa que tira del cuadro.

A lo lejos, el rocío marrón de óxido en el cielo, brillando en el sol poniente, anuncia un mar. Pasaremos la noche en el asentamiento de Legngesim que tienen el encanto e una aldea abandonada de buscadores de oro, no hay arbustos por los alrededores, solo bolsas de plástico. Poco después del amanecer seguimos al Jefe de la comunidad Maasai, Johannes, en su 125cc China-Toyo, a través del lugar arrasado por los residuos plásticos. Johannes se detuvo abruptamente detrás de las últimas cabañas, levantó el brazo y nos aconsejó que siguiéramos su dedo en todo momento. Seguimos un camino de arena roja que nos condujo directamente al mar ondulante que se extendía mucho más allá del horizonte frente a nuestras motocicletas.

El viento caliente, todavía seco, que se supone que trae la lluvia, azota el polvo rojo en la atmósfera, remueve la arena hacia el cielo plomizo, que se cierne sobre el paisaje.  Los camiones pesados, cargados con arena de construcción de pozos de arena ilegales, cortaron los canales de los caminos hacia la ciudad de Nairobi, canales en pleno auge de construcción y que se llenaron de arena a la deriva durante la temporada de lluvias. Los Massai, de camino al pozo, nos dicen que aunque el transporte destruye sus pastos por el polvo, su trabajo como cargadores de arena les asegura un modesto pero regular ingreso de 4 euros por camión. Para poder pasar, conducen ilegalmente sus rebaños a través de la frontera abierta hacia el Parque Nacional , se refugian o se meten en los agujeros que caven cuando son atacados por los guardaparques.

Con una presión de neumáticos reducida, la BMW se hunde en el suelo ondulado, la arena a la deriva es demasiado fina para llevar dos ruedas estrechas. Sobre una serie de altos baches la protección del motor se desliza y a través de los escalonados agujeros, los huecos profundos y los bordes afilados, hacemos avanzar la BMW. Desearía un resorte aún más fuerte para darle a la F800 más libertad sobre el suelo, pero la carga causada por una amortiguación aún más dura en el amortiguador del basculante y el bastidor, a pesar de que los tornillos son de una resistencia especial de alta calidad, podría dañar el chasis. Pero el Nivel 2 de Exploración HP amortigua todo menos los deseos. La amortiguación de Touratech, levanta la BMW de 500kg más allá de su capacidad de carga y sin cansarse.

A lo largo del camino de Amboseli, un camino de hierro corrugado que lleva a la puerta este del parque, bordeado por Bomas el Masai, tenemos una primera impresión de su cultura. Rápidamente nos dimos cuenta de que la cultura se ofrece a precios turísticos. En Kimana conocimos a Juan, el español, y a su esposa Bella, una Luo keniata. Ella enseña en una escuela como maestra que Juan contruyó en Massai como ayuda al desarollo. Ellos son la clave de los Massai y a través de sus contactos nos dieron acceso para conocer la cultura Massai

Después de ocho días de vivir entre estiércol de ganado y vaca, desmantelamos nuestra carpa porque tenemos que regresar a Nairobi, para preparar nuestra salida de Kenia lo antes posible porque nuestros visados caducan.